Blog Squad: José Luis Sánchez

Bienvenidos a la sección de Blog Squad en Español, una colección de artículos de opinión, de periodistas, artistas y especialistas en básquetbol alrededor del mundo, quienes han querido compartir sus pensamientos acerca de la NBA. Aquí podrás consultar las columnas de opinión de cada uno de nuestros invitados especiales.

Los puntos de vista expresados en Blog Squad en Español representan únicamente la visión de quienes escriben en ella. No representan la posición de la NBA.com/español, de la NBA o de alguno de los equipos de la liga.

José Luis Sánchez Pando
Hoy - Chicago | Blog Archivo: 2009-11
Editor de deportes del diario Hoy-Chicago. Natural de Sevilla, España. Ha estado cubriendo la NBA desde 1993. Ha colaborado para el diario español 'El Mundo' y la revista especializada en baloncesto 'Gigantes del Superbasket'. Además ha escrito para la agencia española de noticias EFE y la revista Acción Deportiva.



Los Bulls ponen la directa sin compasión
Publicado por José Luis Sánchez Pando/Chicago 7 de noviembre del 2014

Spurs
Pau Gasol se ha ajustado perfectamente al equipo y es protagonista.

El equipo de Chicago sigue despachando a toda máquina a los 'babies' de la NBA

Los Chicago Bulls no tienen descanso en un arranque de temporada tremendamente exigente.

En los primeros ocho días de temporada, los Bulls llevan cinco partidos a cuestas. Tras jugar el pasado martes y miércoles y descansar el jueves, este viernes y sábado vuelven a jugar, por tercer vez consecutiva en una semana, dos partidos consecutivos y con viajes incluidos entre medio.

Lo bueno es que las victorias lo acompañan y ya están con marca de 4-1, empiezan a recuperar elementos y el equipo luce potente y con mucho oficio, donde el español Pau Gasol se ha ajustado perfectamente al equipo y junto a Jimmy Butler, son los dos grandes protagonistas de los Bulls en este buen arranque de temporada.

Los Bulls vienen de ganar (95-86) el pasado miércoles en Milwaukee a los Bucks, en lo que fue su tercera victoria consecutiva y, mucho más importante, significó el regreso de Derrick Rose después de perderse dos partidos tras doblarse ambos tobillos en la derrota ante los Cavaliers el día de Halloween, el único lunar hasta ahora.

“Quería jugar”, dijo Rose tras sumar 13 puntos y 7 asistencias en 32 minutos ante los Bucks. “Obviamente no estaba al cien por ciento esta noche. Pero sentí que necesitábamos esta victoria, por eso quise salir a jugar y ayudar de algún modo al equipo”.

Este viernes los Bulls (4-1) viajan a Filadelfia para enfrentar a los 76ers (0-5) en busca de seguir invictos esta temporada como visitantes tras tres partidos, sumar su tercera victoria al hilo y alcanzar la quinta victoria de la temporada. Mientras que el sábado vuelven al United Center para recibir a los Boston Celtics (1-3).

Los 76ers, que no le han ganado a nadie todavía, son el equipo más joven esta temporada con una media de edad de 23.4 años, por lo que la mayor experiencia y potencial de los Bulls deben terminar por imponerse. Aunque no deben caer en excesos de confianza y recordar los muchos problemas que tuvieron para tumbar el pasado martes a Orlando Magic, que junto a los Boston Celtics, son el cuarto equipo más joven esta temporada con una media de edad de 24.9 años.

Con anterioridad ya despacharon a los Milwaukee Bucks, segundo equipo más joven de la NBA con una media de 23.7 años, por lo que los Bulls, con una media de edad de 27.9 años, en cinco días va a jugar contra los cuatro equipos más jóvenes esta temporada en la liga.

Para el partido ante los 76ers podría reaparecer Joakim Noah, quien no ha jugado los dos últimos partidos al estar enfermo. De ser así, y de no sufrir ninguna otra baja de última hora, podría ser el primer partido en esta temporada donde el técnico Tom Thibodeau pueda disponer de todos sus elementos.

Mientras que Rose se espera que siga jugando, con minutos limitados y muchas precauciones por sus tobillos, para vaya recuperando poco a poco el nivel de MVP que lució hace dos años antes de empezar su calvario con las rodillas. Por lo que Thibodeau pide paciencia con él.

“No te puedes perder el tiempo que él (Rose) se ha perdido y volver como si nada”, dijo Thibodeau. “Todo el mundo debe tener paciencia. Va tener altos y bajos. Tiene que ir poco a poco y que hago lo que pueda cada día”.



Los Lakers apuestan por el 'Show D'Antoni'
Publicado por José Luis Sánchez Pando/Chicago 16 de noviembre del 2012

Spurs
Según fuentes, el contrato firmado por D'Antoni es por cuatro años y $12 millones..

Cuando todos esperábamos el anuncio del regreso de Phil Jackson a Los Angeles Lakers, la gerencia del equipo azul y oro sorprendió en la madrugada del lunes con el bombazo del fichaje del italoamericano Mike D’Antoni. Un técnico muy diferente al 'Zen Master'.

Según fuentes, el contrato firmado por D'Antoni es por cuatro años y $12 millones.

Jackson partía como el gran favorito al puesto tras su triunfal paso por el equipo. Sin embargo, una de las pretensiones que Jackson, de 67 años, presentó a los directivos angelinos durante las negociaciones que mantuvieron el fin de semana fue la de recibir entre 10 y 15 millones de dólares anuales y recibir acciones de la franquicia. Algo que en el pasado los Lakers sí le dieron a Magic Johnson pero que ahora no estaban dispuestos a repetir.

Jackson también quería firmar por solo dos temporadas, elegir a sus entrenadores asistentes, no viajar a todos los partidos que el equipo disputase en giras fuera de Los Ángeles y tener capacidad de decisión en los asuntos relacionados con las operaciones de personal.

D'Antoni por su parte no tenía tantos caprichos y el acuerdo se cerró en cuestión de horas, poco después de haber concluido el partido del domingo por la noche que disputaron los Lakers en el Staples Center y que ganaron por 103-90 a los Kings de Sacramento.

Este triunfo fue el segundo consecutivo conseguido por los Lakers (3-5) bajo la dirección del veterano entrenador asistente Bernie Bickerstaff, que se hizo cargo de forma interina del equipo tras el cese de Mike Brown el pasado viernes.

Las reacciones a la contratación de D'Antoni no tardaron en llegar y se dispararon tras hacerse pública la noticia debido a que las diferencias entre Jackson y D'Antoni son tremendas y de mucho peso.

Mientras que Jackson está considerado como uno de los mejores estrategas de la historia de la NBA y tiene el récord de más campeonatos ganados con 11 títulos de liga (seis con los Chicago Bulls y cinco con los Lakers), D'Antony nunca ha podido llevar a uno de sus equipos a una final de la NBA y además tiene una marca perdedora en partidos de playoffs.

D'Antoni es conocido por implantar en sus equipos un estilo muy ofensivo, rápido, de correr el balón pero sin defensa, su gran lunar. Y como ya se sabe, las defensas son las que ganan los campeonatos de la NBA.

Su recuentro con Steve Nash puede ayudarle algo ya que el base canadiense se acopla perfectamente al estilo veloz de correr la cancha que le gusta a D'Antoni. Hay que recordar que Nash, bajo la dirección de D'Antoni, ganó dos MVP (2005 y 2006). Mientras que Kobe Bryant siente gran admiración por él desde los tiempos de su niñez cuando vivía en Italia y veía jugar al ahora su técnico en el Olimpio Milan, donde era la gran estrella. Incluso D'Antoni, llegó a jugar con la selección italiana el Europeo de 1989.

Sin embargo, habrá que ver si un equipo tan veterano como los Lakers, donde Kobe Bryant tiene 34 años, Pau Gasol y Metta World Peace tienen 32 y el mismo Nash ya no es el mismo de antes a sus 38 años, pueden aguantar un ritmo tan fuerte y con tanto desgaste durante la temporada regular sin que les pase factura en los playoffs y lleguen quemados o fundidos. Tan sólo Dwight Howard, con 26 años, tiene todavía el tanque lleno, aunque los Lakers van a necesitar algo más que a Superman dominando los tableros para sacar el equipo adelante.

La contratación de D'Antony además de sorprendente supone un riesgo tremendo porque no parece, por sus ideas de entender el baloncesto, como el técnico idóneo para dirigir a un grupo de jugadores de las características que en estos momentos tienen los Lakers.

Lo que sí está asegurado es el 'show' angelino cada noche con marcadores abultados y un baloncesto de vértigo. Pero la conquista del anillo, a lo que realmente apuestan los Lakers, eso parece ahora todavía más lejos que antes.



'Durantula' no sólo se comió a 'Black Mamba', sino que acabó con la era de los Lakers
Publicado por José Luis Sánchez Pando/Chicago 23 de mayo del 2012

Spurs
El alero Kevin Durant lideró a los Oklahoma City Thunder para eliminar de los playoffs a Los Angeles Lakers de Kobe Bryant,
que ahora encaran una dura y drástica reconstrucción.

La eliminación el pasado lunes de los Lakers a manos de los Thunder, no sólo acabó con los playoffs del equipo angelino, sino que cerró definitivamente una brillante era del equipo púrpura y oro que ahora encara una dura y drástica reconstrucción en sus filas.

Los Lakers han pasado de ganar dos campeonatos consecutivos (2009 y 2010), a caer eliminados en las semifinales del Oeste de mala manera en los últimos dos años, de donde salieron barridos ante Dallas en 2011 y casi barridos por 4-1 este año ante Thunder. Así que últimamente tienen un récord adverso en semifinales de conferencia de 8-1, y lo que es peor, se ve un equipo gastado y con crisis de identidad.

"El equipo debe analizar lo que ha sucedido durante la temporada y estoy seguro que la próxima seremos mejores y más competitivos", dijo el base de los Lakers, Kobe Bryant, apodado 'Black Mamba', tras la eliminación en Oklahoma City.

Lo que si está seguro es que estos Lakers ya no van a ningún lado y necesitan encarar una reconstrucción que quisieron empezar el año pasado y que no pudieron tras el fallido fichaje de Chris Paul en una operación a tres bandas donde Pau Gasol se iba a Houston.

Aquella operación fallida el pasado mes de diciembre no sólo frenó la reconstrucción del equipo angelino, sino que dejó grandes y profundas heridas que arrastraron toda la temporada y que condujeron fundamentalmente primero al portazo que les dio en la narices el alero Lamar Odom para irse a Dallas y el tremendo malestar y bajón de juego de Pau Gasol, que desde entonces fue tratado como moneda de cambio en todos los rumores de traspasos que han aparecido. Conclusión: Los Lakers volvieron a fracasar en los playoffs.

El ambiente dentro del vestuario también se ha enrarecido y esa gran conexión y complicidad que mostraban hasta hace poco los dos líderes del equipo, Kobe y Gasol, se rompió tras las duras declaraciones del primero acusando al ala-pívot español de falta de agresividad y de ser el responsable de la derrota en el cuarto partido de la serie.

"Pau tiene que ser más firme", declaró Bryant tras el cuarto partido ante los Thunder. "Necesitamos de su aportación y debe hacer tiros a canasta en lugar de buscar a quién pasar el balón. Debe ser más agresivo cuando el balón está en sus manos".

Por tanto es más que probable que Gasol haya jugado este pasado lunes su último partido con la camiseta de los Lakers. Novias no le faltan al español ya que Nets, Minnesota y Bulls son algunos de los grandes interesados por hacerse con el estelar ala-pívot español.

El polémico Metta World Peace también tiene las puertas de salida abiertas, pero buscarle equipo va a ser más complicado por la tremenda mala fama que tiene en la NBA. Mientras que Matt Barnes, Jordan Hill, Troy Murphy, Ramon Sessions, Devin Ebanks y Darius Morris son agentes libres este año (los dos últimos restringidos) y su futuro también es incierto y no sorprendería nada que también tuvieran un cambio de aires. Así como el técnico Mike Brown, muy criticado todo el año, sobre todo tras los grandes problemas para eliminar a Denver en primera ronda de playoffs.

El otro lado de la moneda lo protagonizan los Thunder, un equipo joven que vienen abriéndose paso en la NBA con un baloncesto fresco y explosivo que va camino de consagrarse como la próxima gran dinastia de la liga.

Por segundo año consecutivo el equipo de Oklahoma City avanzó a la final de la Conferencia Oeste, y lo hizo dejando en el camino a sus dos últimos verdugos en los playoffs, Dallas (2011) y Lakers (2012). "Hemos regresado al mismo lugar que estábamos el año pasado (final de conferencia)", dijo tras eliminar a los Lakers la estrella de los Thunder, Durant, también conocido como 'Durantula'. "Ahora necesitamos dar el siguiente paso (avanzar a la final de la NBA)"

Si los 'Big Three' están últimamente de moda y han dado tan buenos resultados en Boston, San Antonio y Miami, los Thunder han apostado al doble 'Big Three'. Uno ofensivo con Russell Westbrook, Kevin Durant y James Harden, y otro defensivo compuesto por Serge Ibaka, Kendrick Perkins y Nick Collison. Lo que nos pone delante de un equipo sumamente completo, equilibrado, competitivo y que además ya tiene esa experiencia que le faltaba para poder aspirar a ganar el anillo de campeón.

Las finales de la Conferencia Oeste presentan ahora un espectacular duelo que pondrán frente a frente a los veteranos del San Antonio Spurs contra los jóvenes del Thunder, lo que llamarían popularmente en México 'Momiza vs. Chaviza'.

Spurs y Thunder son los dos equipos más arrolladores en estos playoffs. Los texanos todavían no han perdido un partido y llegan con marca inmaculada de 8-0. Mientras que Oklahoma City, aunque ha tenido un camino más duro, llega con marca de 8-1.

El primer choque de esta apasionante serie final del Oeste arranca en San Antonio el próximo domingo. De donde muy bien podría salir el próximo campeón de la NBA.

Por favor, si tienes algún comentario o pregunta sobre este tema u otro me puedes escribir a jlsanchez@tribune.com




La agonía de los Bulls empieza a llegar a su fin
Publicado por José Luis Sánchez Pando/Chicago 07 de mayo del 2012

Bulls
Los Bulls al borde de precipicio tras ponerse 3-1 abajo en la serie ante los Sixers.
NBAE/Getty Images
El calvario en estos playoffs de los Chicago Bulls volvió a dar una nueva vuelta de rosca al volver a caer derrotados 89-82 ante los Sixers en el Wells Fargo Center de Filadelfia este domingo 6 de mayo.

Con esta derrota los Bulls, que entraron a los playoffs como el equipo con el mejor récord de la NBA y por tanto como uno de los grandes favoritos al anillo, se colocan a un paso de la eliminación al estar perdiendo 3-1 la serie al mejor de siete partidos en esta primera ronda de la Conferencia del Este.

El quinto partido vuelve este martes 8 de mayo al United Center de Chicago, donde a los Bulls ya no les queda otra que ganar para no adelantar la vacaciones. Sin embargo este equipo no tiene nada que ver con aquel que dominó la temporada regular. Las múltiples lesiones de sus mejores hombres han mermado por completo la maquinaría de los Bulls, que ahora se arrastra como un zombi y en una agonía de impotencia que cuanto antes terminé mejor. Porque con lo que queda disponible no alcanza ni para superar a un equipo tan limitado y mediocre como los Filadelfia 76ers.

El base Derrick Rose, líder anotador del equipo, constructor del juego y rompedor de defensas rivales, está fuera desde finales del primer juego debido a la rotura de sus ligamentos cruzados de la rodilla izquierda. Estará fuera de acción de seis a diez meses y desde que se lesionó los Bulls no han vuelto a ganar.

El pívot Joakim Noah, líder de rebotes del equipo, batería de energía y pulmones de los Bulls, también cayó lesioado en el tercer partido con una fuerte torcedura de su tobillo, no jugó en este cuarto partido y tampoco lo hará para el quinto.

El segundo máximo anotador, Luol Deng, está jugando con una sola mano ya que tiene rotura de ligamentos en la muñeca izquierda, por lo que no está ni al cicuenta por ciento de su potencial. Mientras que el sustituto de Rose, C.J. Watson, está batallando con problemas en su tobillo y una lesión en el codo, lo que le hace jugar con una aparatosa protección en su brazo.

¿Y con este panorama de ‘lisiados’ hasta dónde pueden llegar los Bulls? Sinceramente a ningun parte porque el equipo está completamente roto por su columna vertebral, tanto en el juego exterior como en el interior. Y es más, también psicológicamente les está pasando factura porque el grupo estaba para llegar a pelear el campeonato y ahora saben que no podrán llegar muy lejos.

Una vez más, la victoria en este cuarto partido se le escurrió de entre los dedos a los Bulls en los minutos finales, donde no supieron cerrar el partido.

El máximo anotador de Chicago fue Carlos Boozer con un doble-doble de 23 puntos y 11 rebotes, pero también 5 pérdidas de balón, una de ellas en los últimos segundos que fue mortal. El gran protagonista fue Taj Gibson, autor de otro doble-doble de 14 puntos y 12 rebotes. La grandes decepciones fueron Rip Hamilton (7 pts) y Kyle Korver (5 pts). Mientras que la gran esperanza de cara al quinto partido es C.J. Watson, que tras empezar fatal, se despertó y fue mejorando hasta teminar con 17 pts. A ver si sigue así. Mientras que el mejor hombre de los Sixers fue su pívot, Spencer Hawes, autor de 22 puntos y 8 rebotes. El base Jrue Holiday sumó 20 pts y el alero Andre Iguodala 14 pts y 12 rebotes. Los Bulls quedan ahora entre la espada y la pared, sin margen de error, con un equipo lleno de parches y con la obligación de ganar o ganar los tres partidos restantes si no quieren quedar eliminados y unirse a la fatal lista de primeros cabezas de serie eliminados en primera ronda.

Hasta la fecha en la historia de los playoffs, tan sólo cuatro primeras cabezas de serie han caído eliminados en primera ronda por el octavo clasificado, y sólo dos desde que se juega al mejor de siete partidos desde 2003.

El último en caer fue el año pasado cuando los Spurs fueron eliminados por los Grizzlies. Pero en la Conferencia Este tan sólo se ha dado un caso en toda la historia, cuando los Miami Heat perdieron ante los New York Knicks en 1999.

Ahora los Bulls están a un paso de ser los siguientes en unirse a este fatídico club ya que tan sólo ocho equipos en la historia de los playoffs han podido levantar un desventaja de 3-1 para terminar ganando la serie.

Imposible no es salir de este pozo, pero en estas circunstancias sólo un milagro puede evitar una muerte anunciada. Por favor, si tienes algún comentario o pregunta sobre este tema u otro me puedes escribir a jlsanchez@tribune.com



‘Thib’ se merecía más que ‘Pop’ el premio de Entrenador del Año
Publicado por José Luis Sánchez Pando/Chicago 2 de mayo 2012

Tom Thibodeau
El entrenador de los Chicago Bulls, Tom Thibodeau, se merecía e hizo sobrados méritos para ganar el premio de 'Entrenador del Año' por segunda temporada consecutiva. NBAE/Getty Images

El entrenador de los San Antonio Spurs, Gregg Popovich, quien guió al equipo texano a conseguir la mejor marca de la Conferencia Oeste, fue elegido este martes como Entrenador del Año por segunda vez en sus 16 años de carrera en la NBA.

Popovich, que con anterioridad ya había ganado el trofeo 'Red Auerbach' en la temporada 2002-03, recibió 467 votos, incluyendo 77 de primer puesto, en la votación por un panel de 119 periodistas deportivos de Estados Unidos y Canadá.

A una buena distancia por detrás, terminó en segunda posición Tom Thibodeau, técnico de los Chicago Bulls y ganador del premio el año pasado, con 315 puntos, incluyendo 27 de primer puesto. Mientras que en tercer lugar quedó Frank Vogel, entrenador de los Indiana Pacers con 161 votos.

'Pop', lideró a los Spurs a sumar una marca de 50 victorias y 16 derrotas. Así como para terminar siendo el segundo mejor equipo en anotaciones (103.7 pts por partido) y un punto diferencial de 7,2.

Popovich es un tremendo entrenador, de lo mejor que hay en la NBA, pero... ¿por qué Popovich y no Thibodeau?, ¿qué ha hecho este año Popovich que no haya hecho Thibodeau?

'Pop' consiguió la mejor marca del Oeste con 50-16 y 'Thib' la del Este con 50-16.

'Pop' guió a los Spurs a ser el segundo mejor equipo en anotaciones de la liga, pero 'Thib' guió a los Bulls a ser el mejor equipo defensivo (dicen que las defensas ganan campeonatos) y reboteador de la liga. 'Pop' fue elegido mejor entrenador del mes en el Oeste de febrero y marzo, mientras que 'Thib' fue el mejor del Este en marzo y enero (que incluía además el final de diciembre). Además el entrenador de los Bulls consiguió convertirse este año en el técnico que más rápido llega a las 100 victorias en la historia de la NBA y fue el que dirigió al Equipo del Este en el Partido de Estrellas de Orlando.

Además Popovich cuenta en su equipo con tres grandísimas estrellas como Toni Parker, Tim Duncan y Manu Ginóbili, donde salvo el argentino, los dos primeros pudieron jugar prácticamente toda la temporada. Mientras que Thibodeau tuvo que lidiar con una plaga de lesiones, donde la única gran estrella con la que cuenta, Derrick Rose, se perdió 27 partidos, y el gran refuerzo de esta temporada, Rip Hamilton, 38. Y aún así se las arregló para recomponer un equipo y sacarlo con la mejor marca de la liga.

Así que alguien me explique en que ha superado Popovich esta temporada a Thibodeau. Yo se los digo, en absoltumente nada.

O no será que a los votantes, por tradición histórica, no les gusta repetir ganador dos años seguidos. Algo que todavía no se ha producido desde que en 1963 se empezaron a entregar este tipo de premio. Ahí debe estar la razón, porque aunque 'Pop' es un tremendo entrenador, este año el mejor sin duda ha vuelto a ser Thibodeau.

Si desea hacer algún comentario sobre esta nota u otro tema por favor escríbeme a jlsanchez@tribune.com.




Tom Thibodeau, el 'Loco' Bielsa de la NBA
Publicado por José Luis Sánchez Pando/Chicago 22 de marzo 2012

Pau Gasol
El secreto del éxito de Thibodeau, de 58 años, se basa en la fortaleza defensiva y reboteadora con el que ha dotado al equipo
NBAE/Getty Images
El técnico de los Chicago Bulls, Tom Thibodeau, sigue rompiendo moldes y haciendo historia en la NBA. Y eso que sólo lleva año y medio como primer entrenador en la liga.

El pasado lunes 19 de marzo, Thib, como normalmente se el conoce en los círculos baloncestísticos de Chicago, con el impresionante triunfo de los Bulls en Orlando, llegó a las 100 victorias para convertirse en el técnico que más rápido llega a esa cifra en la historia de la NBA. Su marca es ahora de 100-30, superando por uno el anterior récord que estaba en posesión de Avery Johnson cuando dirigía a los Dallas Mavericks en 2006.

Y el récord vino con una victoria que refleja la esencia de Thibodeau como técnico, es decir, con una defensa y un plan de partido perfecto, derrotando en el Amway Center de Orlando a los Magic por 85-59, lo que supone una nueva marca de los Bulls de menos puntos recibidos en un partido. Superando la anterior de 62 puntos recibidos en un partido ante Milwaukee Bucks el 5 de diciembre de 1997.

Sin embargo, Thibodeau no se altera ni emociona con este tipo de marcas anecdóticas o para llenar libros de estadísticas. Ya lo demostró cuando fue seleccionado para dirigir al Equipo del Este en el pasado Partido de las Estrellas, donde apenas quiso hablar del tema, le dio el crédito a sus jugadores y se limitó a decir que era un honor. El técnico de los Bulls va más allá de todo esto, no quiere distracciones con cosas menores y su punto de mira está mucho más alto: ganar el campeonato "Quería ganar a Orlando y eso es lo importante", dijo Thibodeau. "Todo lo demás carece de sentido. Aunque todo esas cosas demuestran como es este equipo y esta organización. Tenemos buenos jugadores y fantásticos dirigentes y propietario".

Con la victoria en Orlando, donde además no jugó Derrick Rose, los Bulls mejoraron su marca a 30-10 para seguir liderando la NBA. Mientras que también se consolida como el mejor equipo de visitante al sumar una marca de 19-6.

El secreto del éxito de Thibodeau, de 58 años, se basa en la fortaleza defensiva y reboteadora con el que ha dotado al equipo, la rapidez para salir en transición al ataque para monar un juego ofensivo muy apoyado en los 'pick and rolls' y en el movimiento continuo de sus jugadores para buscar el desmarque y la mejor selección de tiro.

Pero sobre todo se caracteriza por el tremendo estudio y análisis que hace tanto de su propio equipo para corregir errores como de los equipo rivales para encontrarle sus punto débiles. Para ello, y al igual que el técnico argentino Marcelo 'Loco' Bielsa (actual DT del Ath. Bilbao de España), es un obsesionado con el estudio y se pasa horas y horas, e incluso días completos, viendo vídeos de partidos del rival de turno hasta que encuentra las respuestas que busca para batirlo.

Los resultados de Thibodeau ahí están y le están dando la razón de una manera meteórica. El año pasado, en su debut como técnico, hizo terminar a los Bulls con el mejor récord de la liga, lo llevó hasta la final de la Conferencia Este (algo impensable al principio del año) y fue reconocido con el premio del mejor técnico de la temporada. Y en esta temporada, a pesar de estar sufriendo muchísimas bajas importantes entre sus jugodores, sigue manteniendo al equipo ganando y al frente de la tabla general de la NBA. Por lo que sin duda, nuevamente se merece volver a ganar el premio al mejor entrenador de la liga.

Si desea hacer algún comentario sobre esta nota u otro tema por favor escríbeme a jlsanchez@tribune.com.




La llegada de Pau Gasol a Chicago Bulls podría beneficiar al jugador y a tres equipos
Publicado por José Luis Sánchez Pando/Chicago 3 de marzo 2012

Pau Gasol
Sigue los rumores sobre un posible transpaso de Pau Gasol
NBAE/Getty Images

La fecha límite para los traspasos de la NBA ya está a la vuelta de la esquina. Será el próximo 15 de marzo cuando se cierre dicha ventana y todos los rumores de posibles canjes de jugadores empiezan a dispararse.

La gran incógnita del mercado es dónde terminará jugando Dwight Howard, que todo hace indicar que será entre los Nets o Dallas. Pero otra transferencia que ha tomado tremenda fuerza es saber dónde aterrizará el ala-pívot español de Los Angeles Lakers, Pau Gasol, que desde el pasado mes de diciembre, cuando se cayó la operación que lo enviaba a Houston en un traspaso a tres bandas con los Hornets en donde Chris Paul llegaría a los Lakers, se ha convertido en una moneda de cambio muy apetecible en decenas de operaciones. Lo que tiene sumamente molesto al jugador.

"No estoy intentando forzar, si el equipo quiere traspasarme que me traspase mañana. Sería bueno saberlo de una forma u otra por el bien de mi cabeza, pero no sé si estoy en condiciones de exigir algo", declaró Gasol recientemente.

"Intento que esta presión de un posible traspaso no me afecte, ya que es algo que no depende de mí", añadía el jugador español. "Intento jugar lo mejor que puedo y ayudar en lo que pueda y eso es todo lo que puedo hacer".

Los Chicago Bulls, que ya intentaron fichar a Gasol antes de que llegar a los Lakers en 2008, suenan como uno de las mejores opciones para hacerse con los servicios de la torre española. El traspaso podría hacerse de dos maneras. Una a través de una operación directa con los Lakers que podría enviar a Gasol a los Bulls a cambio del ala-pívot Carlos Boozer, el base C.J. Watson y el alero novato Jimmy Butler.

Esta operación luce muy equilibrada y en donde ambos equipos se reforzarían. Los Bulls potenciándose bajo los tableros y los Lakers también adquirían un buen ala-pívot y además un buen base armador como Watson que es lo que realmente andan buscando y necesitan.

Pero también se podría abrir una más que interesante operación a tres bandas donde Bulls, Lakers y Celtics podrían salir muy beneficiados.

Los Bulls están buscando un jugador alto que marque diferencias junto a Derrick Rose, los Lakers a un base armador que acompañe a Kobe Bryant y los Celtics rejuvenecer su equipo, sobre todo en la posición de ala-pívot donde Kevin Garnett, a sus 35 años, ya está dando los últimos coletazos.

Por tal motivo, una operación que podría darse sería la de enviar a Gasol desde los Lakers a los Bulls. Los Bulls enviarían a Boozer, C.J. Watson y Butler a los Celtics, que a su vez enviarían al base Rajon Rondo a los Lakers.

De esta manera los tres equipos saldrían reforzados y obtendrían lo que realmente necesitan y están buscando en estos momentos. Los Bulls tendrían a Gasol para potenciar su poste alto, los Celtics rejuvenecerían su equipo con buenos jugadores y los Lakers obtendrían a uno de sus jugadores favoritos: Rondo.

Ademàs, Gasol llegaría a un equipo como el de Chicago para seguir peleando por ganar más anillos de campeón. Así que todos contentos.




Marc Gasol: 'No me sorprende la explosión tan rápida de Ricky Rubio en la NBA'
Publicado por José Luis Sánchez Pando/Chicago 04 de enero 2012

Ricky Rubio
Ricky Rubio
NBAE/Getty Images

En su cuarta temporada en los Memphis Grizzlies, el pívot español Marc Gasol, abrió el 2012 sufriendo en Chicago la derrota más dolorosa desde su llegada a la NBA.

El propio Gasol así la definía desde el vestuario de los Grizzlies en el United Center tras perder por 40 puntos (104-64) ante los Bulls el pasado 1 de enero en Chicago.

"No sé si ha sido la derrota más abultada desde que llegué a los Grizzlies pero la más dolorosa sí por la manera en la que se ha producido. No jugar en conjunto como equipo no se concibe", nos confesaba el menor de los Gasol. "Como líder del equipo, derrotas como ésta, donde te sientes impotente, duelen aún más".

No obstante Gasol afirma sentirse cómodo en el equipo y a gusto en la ciudad de Memphis.

Sobre la llegada de su amigo y compañero de selección nacional, Ricky Rubio a los Minnesota Timberwolves esta temporada, Gasol aseguró que confía en que irá mejorando con el correr de los partidos.

"A Ricky lo veo bien en este inicio de temporada. Es un jugador que sabe jugar a esto, que le gusta ganar y que poco a poco seguirá mejorando seguro", afirma. También asegura que el único consejo que le ha dado a Rubio es que disfrute, así de simple y sencillo.

"Yo siempre le he dicho que disfrute. El baloncesto hay que disfrutarlo y si no disfrutas no eres tu. Y Ricky cuando sonríe y disfruta lo hace mucho mejor", añade Gasol, quien asegura que no le ha sorprendido en absoluto la adaptación y explosión tan rápida de Rubio en la NBA.

"A mí no me sorprende su explosión tan rápida porque siempre se ha sabido de su talento. Lo que pasa es que después de un año difícil para él en Barcelona, esto ha sido como un soplo de aire fresco para él y se nota que está disfrutando", afirma Gasol. "La adaptación a la NBA se nota unas veces más que otra, pero ganar siempre ayuda".

Tras empezar el campeonato con tres derrotas consecutivas pero muy ajustadas, los Grizzlies se han levantado y han encadenado dos victorias al hilo ante rivales tan potentes como San Antonio y Dallas. Donde el aporte de Rubio ha sido esencial y ya se ha ganado el cariño de toda la afición de los Timberwolves y la admiración de los críticos de la NBA, que no paran de hablar del impacto de base español y de su velocidad, dotes de liderazgo y maneras de mover el balón. En cinco partidos saliendo desde el banco de suplentes, Rubio lleva un promedio de 8.8 puntos y 6.4 asistencias, siendo el tercer jugador del equipo con más minutos de juego por partido al promediar 26.55 minutos. Por lo que su titularidad sólo es cuestión de tiempo.

El próximo partido de los Timberwolves (2-3) será muy especial para Rubio ya que será contra los Grizzlies (1-3) de Marc Gasol este miércoles en el Target Center de Minneapolis, en donde el joven base de 21 años se enfrentará por primera vez a un compatriota desde su llegada a la NBA. Aunque para Gasol también será un partido muy especial.

"Claro que me hace ilusión verle (a Rubio). Seguramente la noche anterior iremos a cenar", afirma Gasol. "Siempre es especial ver a un compañero de selección y a un chico que durante toda su carrera lo has tenido cerca. Es muy bonito".

Aunque para Marc Gasol no para este miércoles su capítulo de partidos especial en la NBA, ya que este próximo domingo se enfrenta a su hermano Pau en los Los Angeles.

"Sí, es otro partido especial porque juego contra Pau, los Lakers y eso siempre me motiva. Seguro que lo vamos a pasar bien", concluye Marc.




‘MVP’ Rose vs. ‘Rey’ LeBron, el duelo está servido
Publicado por José Luis Sánchez Pando. 14 de mayo, 2011

Tom
Boozer, quien sufrió un tirón en el dedo pulgar de su pie derecho el pasado martes en el quinto partido ante los Pacers, ha promediado en la primera ronda de playoffs ante Indiana 10 puntos y 10.2 rebotes
NBAE/Getty Images
El gran duelo que todos esperábamos en la Conferencia Este al fin se va a dar y los dos mejores jugadores de la liga medirán fuerzas frente a frente.

El ‘MVP’ de la NBA de este año, Derrick Rose, chocará contra el de los dos años anteriores, LeBron James, en un apasionante duelo entre los Bulls y los Heat que tendrá como premio la corona del Este y un billete a la gran final.

Y es con Kobe Bryant venido a menos y sin poder haber destronado al ‘Rey’ Lebron en los últimos años, finalmente fue D-Rose quien acabó este año con el reinado de LeBron. Algo que calentará y motivará a ambos jugadores y aficiones cuando choquen en estas finales de conferencia.

Los Bulls no lo consiguen desde que fueron guiados por Michael Jordan en 1998, por lo que volver a conseguirlo ahora de la mano de D-Rose tendría mucho significado. Mientras que los Heat lo hacen de la mano de LeBron James por primera vez desde 2006.

Ambos jugadores lideraron las votaciones del equipo ideal de esta temporada en la NBA y han sido cruciales en la gran trayectoria de sus respectivos equipos, sobre todo D-Rose, pero ahora llega el momento cumbre de pelear por los títulos colectivos.

Aunque los Bulls barrieron este año 3-0 sus enfrentamientos ante Miami y además cuentan con el factor campo tras haber terminado la temporada regular con la mejor marca (62-20) de la liga, son los Heat los que arrancan como grandes favoritos.

¿Por qué? Sencillamente porque los Heat cuentan con los ‘Beach Boys’ que, después de toda una temporada de altibajos buscando arrancar, ahora han explotado a su mejor nivel y tanto LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh realmente están dando miedo y arrasando sobre la cancha.Y si no pregúntenle a los aficionados de los Celtics.

Entre los tres están promediando 68.6 puntos, 12.1 asistencias y 26.6 rebotes. Pero lo cocinan todo entre ellos y a nivel individual.

“Ya sabíamos que iban a estar mucho mejor en los playoffs”, afirma el alero de los Bulls, Luol Deng. “La temporada es muy larga y hay altibajos, pero Miami tiene grandísimos jugadores. Y cuando ellos se concentran y le salen las cosas entonces tienes que jugar al máximo de tu nivel si quieres pararlos. Y asì viene Miami ahora”.

Todo lo contrario que los Bulls, donde su juego colectivo prima mucho más y apoyados en una dura fuerte defensa, pueden volver a poner en aprietos el estilo de juego de los Heat. Sobre todo si Carlos Boozer, como demostró en el sexto partido ante los Hawks, finalmente ha despertado de su letargo en los playoffs y sigue imponiendo su ley bajo los tableros junto a Joakim Noah. Ahí le pueden hacer mucho daño a los Heat.

Frenar a los ‘Beach Boys’ no es nada fácil, pero el baloncesto es cuestión de ajustes y antídotos defensivas. Y ahí los Bulls han demostrado todo este año que juegan mejor contra los buenos equipos (a los que ha ganado todos este año) que contra los malos. Pudiendo frenar a todos los grandes tiradores de la liga.

Para ello cuentan con un mejor estratega como Tom Thibodeau y jugadores tan buenos en defensa como Noah, Boozer, Luol Deng, Keith Bogans o Taj Gibson, capaces de amargarle un partido a cualquiera, incluyendo a LeBron o Wade. Ya lo hicieron tres veces este año y pueden hacerlo cuatro veces más.

Mientras que en ataque es una garantía el liderazgo de Rose, aunque para superar a los Heat necesita que el resto de sus compañeros brillen a su mejor nivel. Ese es el gran reto de los Bulls, pero si lo consiguen, no me cabe la mejor duda de que eliminarán a Miami aunque ajora mismo hay que reconocer que sean los grandes favoritos. Pero repito, por sus individualidades, no por lo colectivo.

El primer partido de la serie arranca este domingo en el United Center de Chicago.

“Va a ser divertido”, asegura Rose.

Ya veremos para quién.

Si desea hacer algún comentario sobre esta nota u otro tema por favor escríbeme a jlsanchez@tribune.com.

Carlos Boozer, el dolor de cabeza de los Bulls
Publicado por José Luis Sánchez Pando. 30 de abril 2011

Tom
Boozer, quien sufrió un tirón en el dedo pulgar de su pie derecho el pasado martes en el quinto partido ante los Pacers, ha promediado en la primera ronda de playoffs ante Indiana 10 puntos y 10.2 rebotes
NBAE/Getty Images
Los Chicago Bulls tienen muchas ilusiones depositadas en estos playoffs, donde por primera vez desde 1998 pueden estar en la pelea por el anillo de campeón.

Razones y motivos tienen más que de sobra Chicago para soñar con llegar a la gran final, aunque todavía algunos dudan de que llegado el momento, y si como se espera eliminen a los Hawks, puedan derrotar a los Celtics o Heat en las finales de la Conferencia Este. A pesar de que durante la temporada regular barrieran a Miami (3-0) y empataran la serie (2-2) con Boston.

Haber terminado con la mejor marca de la NBA, contar con el factor campo durante todos los playoffs teniendo en cuenta que son el mejor equipo como local este año (36-5, junto a los Spurs), tener como líder al candidato número uno para ganar el MVP como es Derrick Rose, ser dirigidos por un estratega candidato a Técnico del Año como Tim Thibodeau y contar con la segunda mejor defensa del campeonato…, parecen más que suficientes razones como para ser optimistas.

Sin embargo, los Bulls necesitan para ganar las duras batallas que se les avecina en los playoffs a todos sus ‘peces gordos’ y por el momento no es así. Y es que su estelar ala-pivot Carlos Boozer, el gran fichaje de $80 millones de dólares para esta temporada, no está aportando lo que de él se esperaba en estos playoffs.

Boozer, quien sufrió un tirón en el dedo pulgar de su pie derecho el pasado martes en el quinto partido ante los Pacers, ha promediado en la primera ronda de playoffs ante Indiana 10 puntos y 10.2 rebotes. Unos números muy bajos en comparación a los 20.3 puntos y 12.5 rebotes que tiene de promedio en los 44 partidos de playoffs en su carrera y que era para lo que se le fichó.

Este descenso de productividad le han hecho pasar de ser el segundo máximo anotador del equipo con 17.5 puntos en la temporada regural a ser el quinto por detrás de Rose, Luol Deng, Joakim Noah y el suplente Kyler Korver tras cinco partidos de playoffs.

Una de las razones puede estar en sus problemas con las faltas personales, lo que han condicionado y bajado mucho su juego. O al menos así lo ve Thibodeau.

“Una cosa lleva a la otra”, asegura Thibodeau. “Si te llenas de faltas, entonces intentas evitarlas y ya no juegas igual. Tenemos que intentar que vuelva a jugar como él sabe, es decir, que sea agresivo, que ataque, anote y coja rebotes. Las faltas personales lo están agarrotando”.

Tras la clasificación a segunda ronda el martes, Boozer reconoció por primera vez que está un poco frustrado por su mal momento. Pero siempre se ha mantenido con una actitud positiva sobre el futuro del equipo en los playoffs y el suyo propio.

“Mejoraré”, se limitó a decir.

La segunda ronda de los playoffs para los Bulls arrancan este lunes cuando reciban en el United Center a los Atlanta Hawks.

Lo que si parece claro es que Thibodeau no va a cambiar a Boozer por Taj Gibson en el quinteto incial. Y es que si no ha cambiado a Keith Bogans durante la temporada, con todas la críticas que ha recibido, menos lo va a hacer ahora con Boozer.

“Tenemos nuestra rotación en el equipo”, afirma Thibodeau. “Y vamos a seguir con ella, aunque no tenemos miedo de jugar con nuestros reservas. Todos ellos han demostrado durante todo el año que son muy capaces. Pero nosotros jugamos como equipo y ganar es lo más importante”.

El alero Luol Deng, segundo máximo anotador del equipo (18.6 puntos) en estos playoffs, afirma que aunque Boozer no ande en su mejor momento, siempre es una gran ayuda para el equipo ya que los rivales están muy pendientes de él y lo suelen cubrir con dos defensas, lo que abre espacios para el resto del equipo.

“Sin importar contra quién juguemos en la siguiente ronda, te aseguro que estarán muy pendientes en parar a Carlos”, afirma Deng. “Él es uno de los postes bajos mejores anotadores de la liga. Es un gran reboteador y se involucra mucho al juego del equipo. No estoy preocupado por Carlos, seguro que estará bien”.

Esperemos que sea así por el bien de los Bulls y que Boozer se recupere de sus molestias en el pie para que pueda volver a lucir al cien por cien ahora que se vienen las grandes batallas de los playoffs.

Si desea hacer algún comentario sobre esta nota u otro tema por favor escríbeme a jlsanchez@tribune.com.



BLOG ARCHIVO: 2009-11