Blog Squad: Nassim Molina

Bienvenidos a la sección de Blog Squad en Español, una colección de artículos de opinión, de periodistas, artistas y especialistas en básquetbol alrededor del mundo, quienes han querido compartir sus pensamientos acerca de la NBA. Aquí podrás consultar las columnas de opinión de cada uno de nuestros invitados especiales.

Los puntos de vista expresados en Blog Squad en Español representan únicamente la visión de quienes escriben en ella. No representan la posición de la NBA.com/español, de la NBA o de alguno de los equipos de la liga.

Nassim Molina
Periodista Deportivo
Ganador de 6 premios de periodismo.
Nombrado el Cronista Deportivo del Año en Sonora, 2004.
Ha realizado más de 200 coberturas internacionales, incluidos los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008; además de Juegos Centroamericanos y Panamericanos, así como un Premundial de Básquetbol.

Spurs Jugaron Como En Casa
Publicado por Nassim Molina. Octubre 12 del 2010

LeBron
Tim Duncan, San Antonio Spurs.
NBAE/Getty Images
A pesar de estar a cientos de kilómetros de distancia, San Antonio jugó como en casa en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México.

Si bien es cierto, Clippers de Los Angeles fue el equipo designado como “local” en el Juego en México de la NBA. Sin embargo, la escuadra que se sintió como en casa, fueron los Spurs de San Antonio, incluso, Manú Ginóbili quien ya había jugado en el Palacio de los Deportes con el equipo argentino señaló que en aquella ocasión el público estaba en su contra, pero para el encuentro de la NBA de seguro los Spurs serían los favoritos de la afición y, no se equivocó.

Para beneplácito de los más de quince mil fanáticos que acudieron al Palacio de los Deportes de la capital mexicana, todos los jugadores se entregaron al máximo. Mates espectaculares desde el primer cuarto de la regulación hicieron que la gente se levantara de sus butacas una y otra vez hasta el final con el triple que le dio la victoria a San Antonio.

Lo que parecía un encuentro definido desde la primera mitad a favor de Los Angeles, se convirtió en una batalla de canastas al final de la regulación con cambios en el liderato del partido para uno y otro bando, sin embargo más allá del marcador, el apoyo de la afición será lo que recuerden todos los jugadores que vivieron este regreso de la NBA a la ciudad más grande del mundo después de siete años de ausencia.

Hacia al final del compromiso, Manu Ginóbili se dio el lujo hasta de dirigir la ultima jugada del partido para asombro y admiración de los fanáticos en el Palacio de los Deportes y los millones alrededor del mundo que vieron las imágenes por la televisión. Hasta parecía que Ginóbili disfrutó dirigiendo la jugada final que resultó en un triple para sentenciar el partido y llevarse el triunfo a casa.

Justo en el día en el que se conmemoraron 42 años del inicio de los Juegos Olímpicos de México 1968, el escenario construido para el desarrollo del baloncesto en el máximo evento deportivo del planeta volvió a vestirse de gala para ser mudo testigo del decimonoveno partido de la NBA en territorio mexicano.

Blake Griffin, una figura naciente

Cuando los Clippers seleccionaron a Blake Griffin en el draft del 2009 su idea era que tuviera un impacto inmediato. Sin embargo, una lesión lo marginó durante toda la temporada pero en el Juego en México, pareció como si el jugador hubiera disputado toda la campaña y hasta play offs.

Jugadas en la pintura, grandes pases, encestes fáciles, volcadas espectaculares y hasta una canasta para finalizar la primera mitad fueron el sello que imprimió quien es considerado el futuro de la escuadra que busca regresar a la postemporada de la NBA después de cuatro años de ausencia.

Comentarios, favor de mandarlos a nassimo77@hotmail.com.


LA ÉNE-BÉ-A DE VUELTA EN MÉXICO
Publicado por Nassim Molina. Octubre 11 del 2010

LeBron
Manu Ginobli tiene tres campeonatos de la NBA, dos copas italianas, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas (2004), bronce en Beijing 2008 y mejor sexto hombre de la NBA.
NBAE/Getty Images
Regresa la tradición del baloncesto profesional a la Ciudad de México.

No voy a negarlo, el regreso de la NBA a la capital mexicana me trae cierta nostalgia. Fue precisamente en un evento en el Palacio de los Deportes donde a finales de Octubre de 1996 presencié mi primer partido de la NBA en vivo. Todo era expectación y es increíble que a catorce años de distancia, sienta la misma emoción antes de cada partido que he tenido la oportunidad de cubrir en todos estos años.

En aquel entonces el evento se llamaba NBA Challenge y fueron cuatro los equipos que tomaron parte, uno de ellos el Jazz de Utah que un año después llegó a la final de la NBA. Ver a Karl “El Cartero” Malone fue algo memorable, como seguramente será el partido donde los fanáticos mexicanos tendrán la fortuna de ver en persona a quien es, sin duda, uno de los mejores jugadores latinos de todos los tiempos.

Manu Ginóbili es un caballero dentro y fuera de la cancha. Sin importar si gana o pierde, siempre tiene una sonrisa para los fanáticos o unas palabras para la prensa. Verlo dentro de la duela es un espectáculo. Sus tiros de último momento son la “especialidad de la casa” y cuando desafía la gravedad hace mates que parecerían imposibles y reafirma que los “blancos sí pueden saltar”.

Aún y cuando los mejores momentos de los Spurs han quedado en el pasado, este equipo debe ser considerado uno de los mejores de la década que está por culminar ya que se adueñaron de tres trofeos Larry O’brien.

En los logros colectivos, Manú ha sido parte muy importante, de hecho, para muchos (y yo me incluyo) Ginóbili bien pudo haber sido nombrado Jugador Más Valioso de una de las finales.

El de Bahía Blanca ya lo ha conseguido todo. Tres campeonatos de la NBA, dos copas italianas, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas (2004), bronce en Beijing 2008 y mejor sexto hombre de la NBA.

Simplemente Emmanuel Ginóbili no tiene nada más que demostrar. Sin embargo, a sus 33 años todavía tiene mucho baloncesto por delante y él mejor que nadie sabe que una vez en la postemporada cualquiera puede ganar y cuando ya se tienen tres anillos la experiencia cuenta y mucho.

Por eso, la oportunidad que tendrán miles de mexicanos de verlo en persona será algo que recordarán por siempre. Podría atreverme a decir que Manú poco a poco ha labrado su lugar en el Salón de la Fama en Springfield y será cuestión de tiempo para que llegue al nicho de los inmortales del baloncesto en el mundo.

Un poco de historia
El encuentro entre Spurs y Clippers será el 19º que se realiza en toda la historia en México. La primera ocasión que se desarrolló un partido de la liga de baloncesto en el mundo fue en 1992 cuando los Dallas Mavericks derrotaron precisamente a los Spurs de San Antonio.

México es el único país, con excepción de Japón y Canadá en recibir un juego de temporada regular de la NBA, ya que el Palacio de los Deportes fue sede del partido entre los Houston Rockets y los Dallas Mavericks en diciembre de 1997.

Que buena manera de celebrar el Bicentenario de la Independencia, ya que este juego es parte de la celebración del Festival Olímpico del Bicentenario que organiza la CONADE y donde la NBA brinda uno de los mejores espectácuos. Muchos días de estos.

Comentarios, favor de mandarlos a nassimo77@hotmail.com.


Inicia la cuenta regresiva
Publicado por Publicado por Nassim Molina. Septiembre 28 del 2010

LeBron
Al conjunto que encabezan Dwayne Wade, LeBron James y Chris Bosh, simplemente lo amas o lo odia .
NBAE/Getty Images


Aunque la actividad en la NBA prácticamente no descansa nunca, ya que en cuanto terminan las Finales se prepara el Draft, las Ligas de Verano, las sesiones de inducción a los novatos, el NBA Cares, la NBA sin fronteras y demás, es cuando en el calendario empiezan a faltar días para el Tip Off, cuando verdaderamente empieza a subir la adrenalina entre los millones de seguidores alrededor del mundo ya que el inicio de la temporada se ve cada vez más cerca.

Con los Lakers defendiendo su campeonato y siendo amplios favoritos en el Oeste, la temporada que está por comenzar es, quizás, una de las más esperadas en muchos años. Llámelo morbo o curiosidad, pero la llegada de dos de los más publicitados jugadores de la liga a Miami han desatado una reacción de amor-odio para el equipo del sur de la Florida.

Al conjunto que encabezan Dwayne Wade, LeBron James y Chris Bosh, simplemente lo amas o lo odias. Parece que no hay medias tintas en este asunto. Las leyendas de este deporte han dicho que nunca hubieran siquiera imaginado unirse a sus némesis, por lo que reprueban el llamado “Pacto de Beijing” (ya que se dice fue en los Olímpicos del 2008, cuando estos jugadores decidieron unirse al ser agentes libres en una misma plaza y que se especula también incluiría a Chris Paul).

Obviamente, los más felices con los movimientos en el verano son los fanáticos de Miami, quienes cuentan los minutos para que arranque la temporada y cuando ya estaban frotándose las manos para el inicio de los entrenamientos, tendrán que esperar al menos una semana más para ver a sus ídolos ya que el Heat iniciará sus prácticas en la base aérea ubicada al norte de la Florida en donde los jugadores van a empezar su campamento con las sesiones de acondicionamiento físico para llegar listos a la temporada en la que definitivamente, cada noche tendrán que jugar a tope porque todos los equipos querrán vencerlos.

Sin embargo, aunque para muchos este llamado “super equipo” debe ser considerado el favorito para conquistar el título de la NBA, en lo personal creo que este no será el año del Heat.

Esta no es la primera ocasión en la que se une gran talento en una misma escuadra. En el 2004, los Lakers formaron una gran plantilla que para todos les garantizaba el título. Al final, se demostró que eran un grupo de grandes jugadores, los mejores en varios años pero, para su desgracia, nunca fueron un equipo.

Eso mismo podría pasarle a Miami esta temporada. Es tanto el talento que en el momento clave será muy complicado definir a quien darle el balón. LeBron ya demostró que no sabe ni puede ganar un título solo. Su participación en las Finales fue una muestra clara de ello y nadie objeta que el líder de Miami es Wade quien, además, es el único de su generación que ya ostenta un anillo de campeón.

Como los pronósticos también son parte de este hermoso deporte vaya haciendo los suyos porque, afortunadamente, la cuenta regresiva para el inicio de la temporada 2010-2011 ya inició y dentro de cuatro semanas volveremos a disfrutar de las emociones de la liga más importante de baloncesto en el planeta.

Cualquier comentario o sugerencia no duden en enviarlo a nassimo77@hotmail.com.

¿Será el año de LeBron?
Publicado por Publicado por Nassim Molina. Marzo 26 del 2010

LeBron
Estoy convencido de que LeBron será campeón de la NBA, pero aunque el comentario cause polémica, no creo que sea en este año. .
NBAE/Getty Images


El “Rey” James ha tenido una gran temporada pero, ¿Podrá ser suficiente para ganar el título de la NBA?

No hay en la actualidad un jugador más dominante que LeBron James en la NBA. Sus números avalan la fama que ha adquirido en sus seis temporadas en la liga. A los 25 años de edad, supera todas las marcas de cualquier otro jugador en el máximo circuito de deporte ráfaga en el mundo en toda la historia.

Sin embargo, ¿Será esto suficiente para que el ídolo de Akron, Ohio se convierta en campeón? La verdad, en lo personal, lo veo muy difícil. En los partidos que definen la temporada, el talento individual siempre será superado por el trabajo en equipo.

El jugador “clotch” puede anotar 60 puntos, pero si el resto de la escuadra no hace bien su trabajo, una actuación fenomenal no será suficiente y, al interior de los Cavaliers hay mucho ego que al final de la temporada, podría costarle el ansiado trofeo.

Por ilógico que parezca, a pesar de ser el más destacado alumno de su generación (esa del Draft del 2003), hay otro que tiene un logro que incluso el mismo “Rey” cambiaría por todos los que ha obtenido y ese es el título de la NBA.

Aunque Dwyane Wade es un super estrella de la liga, su popularidad y logros personales no son siquiera comparables con los de James. Pero, en este punto, Wade quien al igual que LeBron también podría ser agente libre al final de la temporada, ya puede presumir que ha sido campeón del mundo y, por si fuera poco, MVP de las Finales.

La historia nos ha demostrado que no basta con ser el mejor de un equipo, o de la liga entera, para ganar el trofeo Larry O’Brian. Ejemplos hay muchos y basta con citar a Charles Barkley, Karl Malone o Pat Ewing. En su momento fueron referentes de la liga, pero siempre hubo alguien que los venció y les impidió llegar al “Monte Olimpo” de la NBA.

Estoy convencido de que LeBron será campeón de la NBA, pero aunque el comentario cause polémica, no creo que sea en este año. Con todo y que ya tiene la experiencia de haber disputado una Final en la que fueron derrotados sin misericordia por los Spurs en cuatro partidos.

El rival más fuerte que se perfila para ganar el título es de nuevo Lakers de los Angeles. Avalando el refrán de que “con el campeón hasta el final”, la escuadra que encabeza Kobe Bryant busca el bicampeonato y tiene con qué hacerlo.

Pau Gasol está jugando más efectivo que nunca y es la mejor ayuda que tiene Kobe. Lo mismo defiende que anota y su peligrosidad es reconocida por todos en la Liga. Además con Odom y Artest, su defensa parece en ocasiones inquebrantable y la perfección con la que son dirigidos por Phil Jackson los convierte en favoritos para muchos para repetir como campeones.

Si Kobe se mantiene sano y se presenta la final esperada por todos Kobe vs LeBron y con Shaq también como protagonista, las finales del 2010 se perfilan para ser las más esperadas por los fanáticos de deporte ráfaga en el mundo en, al menos, la última década. Esperemos que así sea.

Cualquier comentario o sugerencia no duden en enviarlo a nassimo77@hotmail.com.

La NBA por fin está de regreso
Publicado por Publicado por Nassim Molina. Octubre 27 del 2009

LA Lakers
La escuadra encabezada por Bryant, Gasol, Odom Fisher y Artest, bajo la batuta del legendario Phil Jackson tiene todo para volver a ser el campeón de la NBA.
NBAE/Getty Images


El receso de verano es una de las etapas del año de más incertidumbre y desespero para los amantes del baloncesto entre los que, por supuesto, me incluyo. En esta época de vacaciones, sol y diversión, es cuando se empieza a “cocinar” la siguiente temporada para los equipos de la NBA.

El draft de jugadores colegiales, los cambios entre los equipos, las contrataciones, la ligas de verano y los campamentos de pretemporada son el preámbulo de los nueve meses más intensos para el deporte ráfaga.

Después de prácticamente tres semanas de pretemporada, los equipos ya están más que listos para iniciar. Por cierto, es de destacarse la impecable organización que tuvo la NBA en el partido de México. Sin exagerar, la Arena Monterrey se convirtió en una sucursal del US Airways Center, la casa de los Suns.

Desde la acreditación hasta el silbatazo final, el ambiente vivido esa tarde en la regia ciudad fue como si estuviera en el estadio de Phoenix. Incluso, los jugadores hicieron mención de lo bien que se sintieron en Monterrey y todos, confiaron en poder regresar ya que en verdad los hicieron sentir como en su hogar.

En los partidos de preparación como el de México, se aprovecha para ver jugadores, probar sistemas y, sobre todo, afinar los últimos detalles previos a la campaña.

La temporada del 2009-2010 se espera que sea una de las más reñidas e intensas de las que se tenga memoria en la NBA. Sin un claro favorito, todos los equipos saltan a las duelas con el mismo objetivo, alzar el trofeo Larry O’Brien el junio próximo.

Sin importar si es un especialista, periodista, fanático o simple seguidor del baloncesto, la incógnita al inicio de la temporada siempre es la misma: ¿Quién será el campeón?

Algunos se inclinan por el campeón del año anterior, otros por su equipo favorito, aunque este sea los Knicks, que a pesar de no ser campeones desde principios de los setenta siguen siendo uno de los conjuntos preferidos por los fanáticos.

En otros casos, los seguidores de la éne-bé-a simplemente apuestan por el conjunto que se vea más completo tanto en la ofensiva como en la defensiva. Al final, el número de equipos con aspiraciones reales se reduce a cuatro o cinco.

En lo personal creo que los Lakers tienen todo para repetir. De hacerlo, Kobe Bryant se colocaría en un selecto grupo de jugadores que con prácticamente dos dinastía diferentes logró ser el mejor de la liga. Por lo pronto, ya demostró que sin el Shaq, también puede ser campeón.

La escuadra encabezada por Bryant, Gasol, Odom Fisher y Artest, bajo la batuta del legendario Phil Jackson tiene todo para volver a ser el campeón de la NBA. Claro, si las lesiones no aparecen, de seguro será uno de los dos invitados a las Finales del próximo año.

También en el Oeste no pueden dejarse de lado equipos como San Antonio o Denver pero al final, creo que Los Angeles será el representante de esta Conferencia.

Aunque a muchos quizás el cambio de Shaquille O´Neal les parezca suficiente para obtener el título de la NBA, pienso que Cleveland una vez más se quedará en la orilla.

Los Cavs, uno de los equipos que nunca ha sido campeón de la liga tiene el talento pero creo que todavía no es el momento del Rey LeBron. James será campeón, de eso no me queda la menor duda, lo único que no puedo asegurar es si lo hará con Cleveland, porque aunque ahí está prácticamente en casa, no descarta la posibilidad de cambiar de aires en pos de un título o un contrato multianual y multimillonario, eso sólo el tiempo lo dirá.

Por lo pronto, hay que disfrutar cada jugada, cada minuto, cada partido de la temporada de la NBA que por fin, está de regreso.

Sólo era cuestión de tiempo
Publicado por Publicado por Nassim Molina. Septiembre 22 del 2009

Michael Jordan
“Vuela” Jordan a la Inmortalidad
NBAE/Getty Images


El hombre que desafió la gravedad y que aseguró “podía volar, por una fracción de segundo, pero podía hacerlo” ya llegó a donde siempre perteneció: al Basketball Hall of Fame.

Springfield, la tranquila y pequeña ciudad enclavada en lo que llaman la “Nueva Inglaterra”, perdió su habitual calma con la llegada del “hombre del momento”: Michael Jordan.

La sola presencia de su “majestad” en esta ciudad provocó tumultos, cierre de calles y que todo el mundo volteara a ver a la ciudad que vio nacer hacer hace 118 años el baloncesto.

El recinto de los inmortales de pronto se convirtió en el centro del universo deportivo. Cámaras de televisión de varios países, periodistas internacionales, estrellas del mundo del deporte y muchos fanáticos decidieron acudir a la ceremonia en donde la carrera del más grande jugador de todos los tiempos llegó a su cúspide.

Desde la cena de gala realizada el jueves por la noche, todo se resumía a un solo hombre: “Air “ Jordan. Con todo y que “Mike” se esmeraba en mencionar a sus compañeros de la “Clase 2009”, el fin de semana se convirtió en el espectáculo de un solo hombre.

Michael Jordan, sin discusión: el más grande
Desde la primera vez que se ató unos zapatos deportivos, Michael Jordan estuvo destinado a ser recordado como el más grande basquetbolista de todos los tiempos.

Aquel delgado jugador a quien consideraban demasiado delgado y que sólo “brincaba mucho” pero con un débil tiro a la canasta, terminó convirtiéndose en el más exitoso anotador ostentando el mejor promedio de puntos por partido, superando la marca de las 30 unidades cada noche.

Sus números, quizás los más conocidos de cualquier deportista hablan por sí mismos: seis títulos de la NBA, cinco trofeos de más valioso, dos medallas de oro, diez títulos de mejor encestador, son sólo algunas de las marcas que hacen de su “Aireza”, el más grande jugador que ha pisado una duela.

Humildad Real
Cuando parecía que su discurso de recepción del reconocimiento que lo acredita como parte del Hall of Fame, sería de mero trámite, Michael nos demostró que es un ser humano.

Las lagrimas que no lo dejaban pronunciar palabra alguna fueron una muestra de lo que significó para el este momento. Estar al lado de su madre, sus hijos y sus mejores amigos, fue muy emotivo y lo demostró cada palabra que pronunció en el Simphony Hall que vistió sus mejores galas para recibir a la Clase 2009 del Hall of Fame.

Después de agradecer a quienes marcaron su vida y de explicar porque tiene ese espíritu de feroz competidor, Michael aseguró que “no tiene sentido que quieran buscar a otro Michael Jordan, a mi nadie me buscó, yo llegué solito a la NBA”, sentenció provocando los aplausos de los asistentes.

Ahora sí, la era de Michael Jordan como jugador ha terminado. Esa ligera posibilidad de que regresara a la NBA se esfumó y con ella, nació la leyenda. ptaremos por seguir admirando su grandeza sin mayores pretensiones que las del disfrute. Y mal les pese a MJ y AI, con un único mensaje entre ceja y ceja: gracias.